Bienvenidos

De los Sueños... De mis Manos y de todo lo Visible y lo Invisible.

Todo lo que aquí ves, es producto de mí imaginación y mis manos.

Gracias por tu visita.

martes, 11 de agosto de 2009

Deborah



Este es el nombre de mi sobrina.



la cadena está hecha con tubos dorados y cubos toho. rematando los extremos con un nudo de botón chino de soutache marrón; una bola de madera y un cierre de reloj dorado.



El motivo central es un cabujón de ojo de tigre bordado con rocallas marrón mate y doradas y con cubos toho. cuelga sujeta por dos bolas de ojo de tigre sujetas a la parte central de la cadena.

jueves, 6 de agosto de 2009

La elegáncia de los acromaticos



El nombre original se escribe "Estel" su significado es "Estrella".






Cabujomes de metal labrado abrazados por un tejido de delicas unidas a soutache de cuatro colores: negro; blanco; gris y plata.

Cubos toho en cristal plateado; milluky en color blanco AB y cubitos de hematite.

En la punta central un chaton de sW se une con la cadena de tubos twister negros y rocalla.Como broche un botón reformado blanco dicroico con similes.
borla-popón negra sujeta al collar por un "pez" de metal.

sábado, 1 de agosto de 2009

Else




La piedra central del colgante es un jaspe dalmata.




Johannes Gensfleisch zur Laden zum Gutenberg (también conocido como Juan Gutenberg) nació en Maguncia, Alemania, entre 1398 y 1400. Su apellido verdadero es Gensfleisch. Hijo del comerciante Friele Gensfleisch zu Laden, que adoptaría más tarde el apellido zum Gutenberg (puesto que Gensfleisch significa "Carne de Ganso" y eso conllevaba burlas en su entorno); Y de Else Wyrich, hija de un tendero. Conocedor del arte de la fundición del oro, se destacó como herrero para el obispado de su ciudad. La familia se trasladó a Alta Villa, ahora en el estado de Hesse, donde Else había heredado una finca. Debió haber estudiado en la Universidad de Érfurt, en donde está registrado en 1419 el nombre de Johannes de Alta Villa. En ese año murió su padre.
El 3 de febrero de 1468, muere un arruinado Johannes Gutenberg.
A pesar de la oscuridad de sus últimos años de vida, siempre será reconocido como el inventor de la imprenta moderna.



Historia de la imprenta moderna

Hasta 1449 y años anteriores, los libros eran difundidos a través de las copias manuscritas de monjes y frailes dedicados exclusivamente al rezo y a la réplica de ejemplares por encargo del propio clero o de reyes y nobles. A pesar de lo que se cree, no todos los monjes copistas sabían leer y escribir. Realizaban la función de copistas, imitadores de signos que en muchas ocasiones no entendían, lo cual era fundamental para copiar libros prohibidos que hablasen de medicina interna o de sexo. Las ilustraciones y las mayúsculas eran producto decorativo y artístico del propio copista, que decoraba cada ejemplar que realizaba según su gusto o visión. Cada uno de sus trabajos podía requerir hasta diez años.

La imprenta fue inventada por los chinos siglos antes, pero en la Alta Edad Media se utilizaba en Europa para publicar panfletos publicitarios o políticos, etiquetas, y trabajos de pocas hojas; para ello se trabajaba el texto en hueco sobre una tablilla de madera, incluyendo los dibujos —un duro trabajo de artesanos—. Una vez confeccionada, se acoplaba a una mesa de trabajo, también de madera, y se impregnaban de tinta negra, roja, o azul (sólo existían esos colores), después se aplicaba el papel y con rodillo se fijaba la tinta. El desgaste de la madera era considerable por lo que no se podían hacer muchas copias con el mismo molde. A este tipo de impresión, se le llama xilografía.
En vez de usar las habituales tablillas de madera, que se desgastaban con el poco uso, confeccionó moldes en madera de cada una de las letras del alfabeto y posteriormente rellenó los moldes con hierro, creando los primeros «tipos móviles». Tuvo que hacer varios modelos de las mismas letras para que coincidiesen todas con todas, en total más de 150 «tipos», imitando perfectamente la escritura de un manuscrito. Tenía que unir una a una las letras que sujetaba en un ingenioso soporte, mucho más rápido que el grabado en madera e infinitamente más resistente al uso.
Su imagen no difiere en absoluto de un manuscrito. El mimo, el detalle, el cuidado con que fue hecho, solo su inventor podía otorgárselo con una medalla de bronce o de oro.
Todos estos cambios no le favorecían al gobierno de la época y al clero religioso; es por eso que se oponían, ya que seguro con el aparecimiento de la imprenta se conocería la verdad social, más no la que según los monjes, escribían.
*texto de wikipendia.


MI AGRADECIMIENTO A MARTA Y A REME, POR SU EMPEÑO EN QUE APRENDIERA CROCHÉ, GRACIAS.

Seguir por correo .